Compramos agua embotellada procedente de agua del grifo filtrada

hace 8 meses
Proyecto whater

Para esta primera entrada, unas pocas palabras sobre el documental Podredumbre de Netflix sobre el negocio del agua embotellada. Totalmente recomendado. .

Hay que diferenciar entre todos los tipos de aguas embotelladas.

Las aguas minerales de manantial, no tienen porqué ser extraídas directamente desde un manantial, basta con perforar un pozo que conecte a un acuífero que alimente a algún manantial.

Eso implica reducir el flujo natural de dicho manantial, además de extraer del pozo un agua que puede cambiar su composición ya que el agua que alimenta al acuífero, al infiltrarse, adquiere unas características asociadas al tipo de suelo por el que circula,

Por otro lado, el no conocer la información sobre la calidad del agua del grifo tan rápido y claro cómo se consigue viendo la etiqueta de una agua embotellada, hace que el consumidor prefiera la que le da mas información, mas rápida y claramente.

La incertidumbre y la desconfianza en la calidad del agua del grifo, por ejemplo en Flint, produjo un consumo masivo de agua embotellada, descubriendo el verdadero filón del negocio: el desconocimiento del consumidor y la falta de información fidedigna y transparente sobre la calidad del agua del grifo.

La desconfianza hizo incrementar el consumo de agua embotellada hasta el día de hoy, a pesar de haber restaurado el sistema de abastecimiento.

En Europa, si las políticas de incentivar el consumo de agua del grifo promovidas por la Comisión Europea, Estados miembros, Ayuntamientos, Operadoras, Asociaciones y consumidores no están apoyadas y respaldadas con información transparente sobre el agua y sobre el seguimiento y control de los sistemas de abastecimiento y tratamiento de aguas, de forma ajena e independiente a los propios interesados, los consumidores seguirán confiando más en el agua embotellada que en el agua del grifo.

Y esperemos que no suceda algo que haga desconfiar más aún al consumidor.